Novedades de la vacuna contra la COVID-19: lo que debe saber

COVID-19 Vaccine Header

Novedades de la vacuna contra la COVID-19: lo que debe saber

UT Health and UT Physicians Logo

Bienvenido a la página de información acerca de la vacuna contra COVID-19 de UTHealth y UT Physicians. Como parte de ser nombrado Centro de Vacunas COVID-19 en el Condado de Harris por el Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas, UTHealth está distribuyendo la vacuna a los miembros de la comunidad más vulnerables que califican para la Fase 1A / B de acuerdo con las pautas federales y estatales.

Distribución de la vacuna contra la COVID-19

UTHealth está trabajando diligentemente para ayudar a miembros de nuestra comunidad a hacer citas lo más rápido posible. Por favor tenga en cuenta que estamos limitados por la cantidad de vacunas recibidas. Aquí hay un vistazo rápido al plan de distribución que hemos implementado:

  • La fase 1A se enfoca en trabajadores de atención médica de primera línea y residentes de centros de atención a largo plazo.
  • La fase 1B se enfoca en personas que tienen 65 años o más, así como aquellas con una condición médica que les pone a mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19.

Pacientes de UT Physicians

Para los pacientes en las fases 1A y 1B que han visto a un doctor de UT Physicians en los últimos 18 meses, no es necesario registrarse en nuestro registro. Actualmente estamos notificando a los pacientes por mensaje de texto y correo electrónico para hacer su cita para vacunarse. Las invitaciones se basan en el número de vacunas recibidas. Para los pacientes que no tienen acceso o la capacidad para recibir mensajes de texto o al correo electrónico registrado con nosotros, les llamaremos personalmente. Las clínicas de UT Physicians están recibiendo un gran número de llamadas relacionadas con la vacuna. Pedimos a los pacientes que esperen su invitación para hacer una cita.

Registro de vacunas de UTHealth Hub

Para el público en general, UTHealth ha abierto un registro para aquellos miembros de la comunidad en las Fases 1A y 1B para registrarse para la vacuna COVID-19. Tenga en cuenta que este es un registro, no una cita confirmada. Una vez que los espacios de registro estén llenos, el registro se cerrará. Usted puede volver a consultar al UTHealth Hub cada semana para ver si vuelve a haber disponibilidad. Los tiempos de espera para las citas pueden ser de semanas o meses según la disponibilidad de la vacuna. Si tiene la oportunidad de recibir la vacuna en el consultorio de su médico o en otra ubicación donde ofrecen la vacuna, hágalo.

¿Tiene preguntas?

En la sección a continuación puede encontrar respuestas a las preguntas frecuentes acerca de la vacuna contra la COVID-19. Las respuestas han sido proporcionadas por los médicos que son parte de la facultad de la escuela de medicina McGovern Medical School.




Preguntas frecuentes sobre la vacuna contra la COVID-19

Gracias por su interés en recibir la vacuna. Si es paciente de UT Physicians, recibirá un correo electrónico o mensaje de texto para hacer una cita cuando esté disponible. Si no es paciente de UT Physicians, comuníquese con su médico para conocer la disponibilidad. También puede acceder a oportunidades adicionales a través de farmacias comunitarias y centros de vacunación estatales / municipales. UTHealth recomienda recibir la vacuna para alcanzar la inmunidad dentro de nuestra comunidad.

En la actualidad, varias vacunas posibles se están sometiendo a ensayos clínicos (el proceso científico por el cual una vacuna se evalúa para determinar su eficacia y seguridad) y revisión reguladora. En este momento, dos vacunas, producidas por Moderna y Pfizer, son las primeras en recibir la Autorización de uso de emergencia (Emergency Use Authorization, EUA) por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA). Ambas vacunas contra la COVID-19 necesitan dos aplicaciones para ser eficaces.

  • El proceso de aprobación de la FDA, aún en una situación de EUA, prioriza la salud y la seguridad.
  • Tanto la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech como la de Moderna no deben administrarse a personas con antecedentes conocidos de una reacción alérgica grave a vacunas anteriores, a un componente de la vacuna o a la primera dosis de esta vacuna, sin una evaluación clínica adicional.
  • Las personas inmunodeprimidas, incluidas aquellas que reciben terapia inmunodepresora, pueden tener una respuesta inmunitaria disminuida.
    • Las reacciones adversas informadas en los ensayos de las vacunas fueron leves e incluyeron: dolor en el lugar de la inyección, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor articular, fiebre, hinchazón en el lugar de la inyección, enrojecimiento en el lugar de la inyección, náuseas, malestar (no sentirse bien en general) y linfadenopatía (hinchazón de los ganglios linfáticos).
  • Existe una posibilidad remota de que la vacuna de Moderna contra la COVID-19 pueda causar una reacción alérgica grave. En general, una reacción alérgica grave ocurriría entre algunos minutos y una hora después de recibir una dosis de la vacuna de Moderna contra la COVID-19. Por este motivo, el profesional responsable de vacunación puede pedirle que permanezca en el lugar donde recibió la vacuna para realizar un monitoreo después de la aplicación de la vacuna.

  • Sí, en algún momento. Aunque se han tomado varias medidas para agilizar el proceso y reducir los obstáculos reguladores, el proceso de aprobación completo subyacente sigue siendo el mismo. En la actualidad, la FDA ha otorgado la Autorización de uso de emergencia (EUA) para las vacunas de Pfizer y Moderna. La EUA se otorga cuando existe evidencia que sugiere firmemente que los pacientes se han beneficiado de un tratamiento o una prueba, y que el tratamiento es seguro, pero aún no se han completado todos los pasos reguladores. Es probable que a otras vacunas que están en fase de desarrollo, también se les otorgue la EUA antes de recibir la aprobación completa.
  • La FDA, los departamentos estatales de salud, los productores de fármacos. y médicos e investigadores independientes, monitorearán y realizarán un seguimiento de una amplia variedad de datos una vez que la vacuna esté disponible, para continuar obteniendo información sobre la seguridad y eficacia de los fármacos.

No. Ninguna de las vacunas contra la COVID-19 actualmente en desarrollo en los Estados Unidos usa el virus que causa la COVID-19.

Pfizer recibió la EUA el 11 de diciembre y Moderna recibió la EUA el 18 de diciembre. El suministro de vacunas estará disponible en Texas Medical Center para los trabajadores médicos de primera línea.

Informe al profesional responsable de vacunación sobre sus afecciones médicas, incluido si tiene alergias, fiebre, un trastorno de sangrado, si está embarazada o amamantando, si ha recibido otra vacuna contra la COVID-19 o si está inmunodeprimido.

Al considerar recibir o no la vacuna contra la COVID-19, la FDA recomienda consultar a su médico de atención primaria si está embarazada o amamantando.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) recomiendan que, independientemente de una infección por SARS-CoV-2 en el pasado, se vacune, a menos que haya tenido esta infección dentro de los 10 días anteriores. En esos casos, debe posponer vacunarse hasta que se haya recuperado totalmente.

Antes de recibir una vacuna, le recomendamos que lo analice con el investigador de su ensayo clínico.

Debido a la necesidad sin precedente creada por la pandemia de la COVID-19, la FDA y los fabricantes, apoyados por inversión del gobierno, tomaron la medida atípica de crear capacidad de fabricación y sistemas de distribución antes de que los fármacos estuviesen completamente aprobados.

Seguiremos las pautas de la FDA y del Comité Asesor de los CDC acerca de las recomendaciones sobre las prácticas de vacunación.

Los CDC recomiendan que durante la pandemia, las personas continúen llevando una mascarilla que les cubra la nariz y la boca, aunque hayan recibido la vacuna. Las personas que tengan dificultad para respirar o que no puedan quitarse la mascarilla sin asistencia, no deben llevar mascarilla.

Esto es difícil de responder en este momento, debido a una serie de factores: el cronograma de producción de las vacunas, la necesidad de vacunar a las poblaciones con mayor vulnerabilidad (personas con afecciones preexistentes, residencias y centros donde conviven personas mayores, personas mayores de 65 años, etc.) y una estrategia de distribución para un fármaco que requiere un almacenamiento cuidadoso (frío) y dos dosis.

La FDA ha autorizado el uso de la vacuna de Moderna en adultos a partir de los 18 años. La vacuna de Pfizer está aprobada para personas a partir de los 16 años.

No.

  • Los ensayos clínicos indicaron que un modelo de dos dosis era el más eficaz en la prevención de la propagación de la COVID-19.
  • Con respecto a la vacuna de Moderna, se requiere una segunda dosis 28 días después de la primera dosis. La vacuna de Pfizer requiere una segunda dosis 21 días después de la primera. Esto se programará en su primera cita para la vacuna.

Esta es una cuestión que aún no se ha resuelto; la comunidad médica y los productores de las vacunas continuarán estudiando la eficacia y los niveles de inmunidad para comprender mejor la estrategia de la vacunación a largo plazo.

Sí. Será importante que todos continúen con el uso de máscaras, el lavado de manos frecuente y el distanciamiento mínimo de 6 pies de otras personas mientras los expertos amplían sus conocimientos sobre las vacunas contra la COVID-19 bajo condiciones de la vida real.

El uso de máscaras, el distanciamiento físico, el lavado de manos y otras medidas seguirán siendo cruciales a medida que se despliega la vacunación y la comunidad médica continúa ampliando sus conocimientos acerca de la duración y la eficacia de la campaña de inmunización.

Aplicarse la vacuna no es obligatorio, aunque lo alentamos a que se la aplique apenas se le ofrezca. Le recomendamos que analice este tema en más profundidad con su médico para poder tomar la decisión más informada.

A medida que surgen más datos sobre la eficacia y la seguridad, podremos saber si será necesario recibir dosis adicionales.

Se recomienda enfáticamente aplicarse la vacuna, pero no es obligatorio. Si rechaza la vacuna ahora, eso no significa que no podrá vacunarse en el futuro.

Cuando una vacuna se autoriza bajo una Autorización de uso urgente, no tiene una declaración de información de la vacuna oficial. Sin embargo, la FDA, junto con el fabricante, le proporcionará una hoja informativa cuando reciba la vacuna. Esta hoja informativa puede ser similar a la declaración de información de la vacuna estándar.

Sí, estas vacunas no contienen ningún componente del huevo. Tener antecedentes de alergia al huevo no es una contraindicación para vacunarse contra la COVID-19.